A bordo del Mary Celeste

•junio 17, 2008 • 15 comentarios

Editorial

No es precisamente la mejor cosa del mundo pero podría someterse uno a un análisis de resonancias priomagnéticas, que son unas resonancias que me acabo de inventar yo usando del magnífico poder de la pareidolia, pero que aún y así te vendo una pulsera y por cada pulsera que te lleves te regalo otra igual y así todo el rato sin posibilidad de ganar ni de perder ni de abandonar el juego.

Insectos

La gente que se queja de que sus mascotas reptilianas no son lo suficientemente empáticas deberían probar con insectos. Los insectos son los habitantes más numerosos de la tierra si no contamos las bacterias. Y sin embargo todo en ellos es extraño hasta el punto de parecernos extraterrestres.

Enter strawman

El cristianismo es como el imperio contraataca. Al bueno le dan pal pelo y queda como en un sobreentendido que es un poco mariquitiquis o algo. Queda claro que a Chewacca, que representa al pueblo de Israel, lo que deberían haber hecho es haberle dado más texto.

El libro del mormón es como el retorno del Jedi. Uno lo ve pero está dudando todo el tiempo acerca de quiénes son más odiosos, si los valientes protagonistas o los adorables ositos, y lo que quisiera uno en realidad es que murieran todos en una orgía de sangre y mierda.

to keep trying new solutions is the way to do everything

No se lo he dicho a nadie, pero todas las cosas que digo las he copiado de libros. A veces es un párrafo entero. Me despierto de la siesta y eructo un párrafo descriptivo sacado del intestino grueso de los Pickwick Papers. Un párrafo descriptivo, por ejemplo, en el que queda suficientemente claro cual es el particular estilo de un determinado personaje a la hora de enfrentarse a los picaportes. Yo diría que queda mucho más claro de lo que sería necesario. Muchísimo más.

Este tipo de descripción no hace avanzar mi vida ni hace progresar occidente ni nada por el estilo. No me siento heredero de ninguna rica escuela de pensamiento ni nada parecido. De hecho, a veces me pregunto al respecto de qué han estado haciendo todos mis antepasados en vez de pensar. A lo mejor estaban muy ocupados y no han encontrado el tiempo o las fuerzas para apuntarlo, y me tengo que ver yo ahora bastante soledoso a la hora de plantear cuestiones fundamentales.

De hecho, las mismísimas cuestiones fundamentales dan muchísima pereza. Pues el descuido a la hora de resolverlas ha sido grande, y se ha procedido con desidia y poco o ningún rigor. Imperdonable, sí. Pero sobre todo lamentable. No hay tiempo para lamentarse como requeriría la ocasión. Es mejor pasar haciendo caso omiso de la ofensa, vivir como si estuviera ordenado, tratar de convertirse en un buen Big Mac, de no tupir mucho la picadora.

La muela de la muerte

Todo el mundo sabe que los ideogramas chinos se combinan entre sí para dar lugar a significados derivados por asociación. Por ejemplo, el ideograma de “brillante” se realiza combinando el de “luna” con el de “sol”. Hay casi tantos ejemplos como palabras derivadas, y la etimología no siempre está clara. Muchas veces hace referencia a mitologías olvidadas. Como aquella que combina “dragón” y “nube” para dar lugar a “trueno”.

El ideograma que me interesa es el que combina “diente” con “muerte”. Designa lo que nosotros llamamos “muelas del juicio”. Para los antiguos chinos se trataba de las “muelas de la muerte”. El motivo de esta asociación es que la aparición de las muelas del juicio era el indicativo de que la muerte ya estaba próxima y que la vida tocaba a su fin.

Alrededor de este ideograma, y sin perderlo de vista, se podría articular lo único que en realidad valdría la pena decir acerca de la Medicina Tradicional China.

Anuncios

Fantasías paranoicas

•marzo 29, 2008 • 15 comentarios

Editorial

Por qué una cosa que empieza teniendo mucha gracia acaba no teniendo ninguna? esa es una de las cosas que no entiendo y que me preocupa.

Sin embargo hay otras cosas que siguen teniendo gracia siempre y tampoco entiendo por qué.

Las pajas, por ejemplo. Mira qué cosa más tonta, qué pinta más ridícula debe uno tener cascándose una paja. Y sin embargo allá están para defender la paja todas las gallardas que se han cascado catedráticos y filósofos, y militares y feriantes. Junto con las que te habrás cascado tú, claro está, no quiero desmerecer.

No es verdad eso que dicen algunos romanticones de que la primera paja es la mejor, la que se recuerda con más cariño. Yo al menos no la cambiaría por la próxima.

35000 farolillos

Se ve que el año pasado se pasaron con el portuncho ese con demasiadas luces que ponen en la feria de abril, poniéndole, efectivamente, demasiadas luces, provocando el consabido efecto de portal dimensional à la Stargate.

El portal feriabrilenco venía a dar directamente sobre todo lo que vendría siendo un bujero negro y alrededores.

Al entrar, el gradiente gravitatorio era tan grande que arrancaba la carne y la separaba a puñaos de los huesos, provocando muertes horrendas y gradualmente desagradables.

En lo que sería el jano del super bujero negro, allí había un infierno igualico al de esa nave que al parecer estaba estropeada porque llevaba un infierno dentro.

Desde dentro del portal se oye como gritan un trillón de gargantas alienígenas tratando de escapar, pero desde afuera se hacía indistinguible. Sólo se oía un contínuung, un ruido blanco, como una cascada en lontananza, o como el meter gol de un hipotético estadio de cricket basura.

El proceso es sencillo: el ruidaco atrae a los curiosos, que se acercan diciendo “Ahí adentro hay un jaleo formidable, diríase como un trillón de gargantas. Vamos a ver qué pasa.” Apenas franqueado el umbral, ya pasaba todo aquello de gradiente que arranca la carne a puñaos.

Cosas que no hay que decir jamás en una galería de arte.

* “A mí los cuadros que más me gustan son los del Art Attack.”

* “Esto lo pinta un niño de cuatro años.”

* “Esto lo pinta un equipo de niños de cuatro años.”

* “Me da la impresión de que esto es una tomadura de pelo.”

Diez cosas desconocidas acerca del Hombre Araña

* Lo que nadie sabía de Spiderman es que no le picó una araña, sino un caracol radiactivo. De noche, cuando nadie le ve, se desprende de su exoesqueleto de látex y se hace un ovillo en un rincón de su habitación, mientras segrega un moco que le protege de la sequedad ambiental.

* Lo que nadie sabe de Spiderman es que en realidad segrega la seda por el culo, como es natural en las arañas. Oculta este hecho porque el balanceo de edificio en edificio pierde gracilidad y acaba dandose calabazadas por las esquinas y no es plan.

* Lo que nadie sabía acerca de Spiderman es que la supuesta mala suerte resultado de su relación con Gata Negra procedía en realidad del mal de ojo de la kioskera.

* Spiderman en realidad es un pequeño niño de Alejandría que nunca ha probado el turrón de Jijona. Desconsolado, vaga por toda Europa murmurando oscuras maldiciones levíticas. Pronto, desarrolla una pasión desmedida por el ballet y la escultura improvisada y triunfa como artista conceptual en Laredo. No llega a exceler en el mundo del crimen porque no hay tiempo, se le acaba la vida, ha de morir.

* Al echar la vista atrás y hacer un rápido repaso de su vida, Spiderman cree vivir un extraño sueño. Todo se le antoja futil y sin sustancia. Nota como la angustia adolescente es como un dolmen rarote que proyecta su sombra mucho más allá del final de su adolescencia disfuncional.

* Enganchado como una garrapata a la fría piel de acero y metal de los rascacielos del capitalismo, Spiderman cree por un instante ser el nuevo Kropotkin que guiará al pueblo de Manhattan hasta un paraíso protocomunista en la Península del Labrador

* Perfectamente absurdo, Spiderman cuelga cabeza abajo de su milagrosa telaraña mientras tiene repetidas y violentas crisis de realidad. Siendo él mismo un arácnido no puede evitar contemplar a los seres humanos como insectos especializados, y por doquier ve hormigas y avispas carnívoras y chicharras y pulgones. Sabe que no puede explicarle esto al psiquiatra porque el psiquiatra es él mismo una garrapata, que es un arácnido pero no se gana mucho con eso.

Sabes que?

Sabes, si un día se te va la olla a camboya nos va a costar un montón darnos cuenta.

Covariante y contravariante

•diciembre 16, 2007 • 4 comentarios

o ohiroi

Editorial

De forma superficial, y de acuerdo con “Vichy laboratoires”:

* 20-30: falta de luminosidad.
* entre 30 y 40: Mioenvejecimiento.
* entre 40 y 50: Cronoenvejecimiento.
* mayores de 40: Manchas pigmentarias.
* mayores de 50: Envejecimiento cutáneo global.

Estaba pensando en cartografiar el desastre humano. Pero me parece que como ready made lo de arriba no está nada mal.

Politoxismo

Desayunar un ducados es malo. Eso lo sabe todo el mundo. Porque fallan los pulmones individualmente. Y los demás órganos les miran mal y ellos se achican, se morfondan y se ponchan.

Hay que castigar todos los órganos por igual. Así cuando el hígado diga “con este ya van siete solysombras” el riñón, que es uno solo y está al lao, le contestará “bastante tengo yo con lo mío como pa preocuparme de tus cosas” y terciará el cólon con aquello de “y el hijóndepúta este no se mete un bífidus ni que le hagan la bañera con kefir”. De esta forma se montará un gallinero, que es uno de los tipos de debate que existen. Pasa entonces como en el hogar del jubilado y sigue todo el mundo hablando e intercambiando pastillas hasta que basta.

Seguir al rey

En el viaje de fin de curso siempre hay que matar a alguien.

Normalmente se mata al tartamudo, pero también se puede matar al gordo, o al marica o al que tiene muchos granos. O a aquel que una vez vomitó en clase de natus y desde entonces se le quedó de nombrete el de Vomitón y nadie sabe o se acuerda de cómo se llama.

Sea como fuere: Hay que cogerlo y acorralarlo. Normalmente, se trata de un barco que va a Mallorca, y es de noche etc. Vamos a suponerlo. Una vez supuesto esto, se le insulta. Se le insulta mucho. Se produce una escalada verbal que acaba en hijo de puta o algo similar.

Se le informa entonces de que con mi madre tú no te metes con mi madre y que ahora vas a ver. Y entonces entre cuatro o más se le reduce y se le intenta tirar a la piscina. A la de tres todo el mundo suelta y debe salir volando y caer en el agua.

O al menos eso es lo que se supone que debería pasar, porque en realidad lo que pasa es que alguno ha soltado a la de dos y medio en vez de a la de tres, o quizás alguien haya soltado a la de tres y medio porque ha estado a punto de arrepentirse de forma global.

La cuestión es que el chaval se da en el bordillo y está inconsciente o muerto, y flota boca abajo y le sale sangre de la cara. De algún sitio de la cara, pero nadie va a limpiar nada para ver si la herida es grande o pequeña o se ve demasiado lo que hay dentro de las personas.

Se tira en cambio la persona por la borda y cae y desaparece en la oscuridad y no se le ve más. Esta segunda acción sucede en menos de un minuto y la llevan a cabo las personas más resolutivas o menos distraidas. En menos de un minuto pasa de estar en la piscina a estar en el mar, muerto o no. Y todo es irreversible.

Pensando las cosas bien, no hay nada que no sea irreversible.

Se baja entonces a la disco del barco con una petaca de ron escondida. El juego consiste ahora en pedir cocacolas y transformarlas en cubatas a escondidillas, y seguir así, creciendo y haciendose cada vez más mayores y más mejores.

En vacaciones, Santillana

Cuando uno vuelve de vacaciones también está sujeto a convencionalismos. Las vacaciones son un convencionalismo más. Si a uno le preguntan tiene que decir la lista de tópicos correspondiente. Si falta alguno la gente podría pensar que en realidad queremos comunicarnos, lo cual sería de todo punto inaceptable.

La lista de tópicos es como sigue:

– El sitio era muy precioso.

– Las vacaciones se han hecho muy cortas.

– Nos hemos desconectado por completo del trabajo muy.

– Lo hemos pasado muy muy.

Nadie puede volver de vacaciones y decir que fue un puto infierno y que preferiría haberse quedado trabajando todo el tiempo. Es imposible decir que el sitio que ha visitado es deprimente y prefabricado y que no piensa volver en absoluto. Es imposible decir que la gente en general, y en particular los habitantes de Vacalandia, están completamente vaciados por dentro y carecen de todo interés, y que la sensación de claustrofobia en un mundo asfaltado por completo ha superado con creces los peores presagios.

Para mí sigues siendo un imbécil

A lo mejor sí que nos hemos muerto y eso explicaría tantísimas cosas. El Nuestra Señora de Getxu sería una peculiar caldera en un infierno que sería el océano. Explicaría por qué nuestro suplicio parece no tener final. Explicaría por qué sentimos permanentemente esta sensación de soledad y abandono, por qué somos vulnerables a todos y cada uno de los múltiples sabores de la desesperanza, desde la simple decepción hasta la desesperación más total. De forma natural podría existir algúna endorfina interna que nos anestesiara, que hiciera más transitable el valle de lágrimas, que nos abstrayera de una realidad de la cual no vamos a sacar igualmente provecho. No tenemos esa suerte.

Superponce, filósofo del siglo quattro

•noviembre 21, 2007 • 11 comentarios

Editorial

Everything that living things do, atoms do.

Buda es Paris Hilton

Casi todo el mundo acepta sin pestañear la biografía de Gautama como un ejemplar camino de perfección y de conocimiento. Respuesta corta: perfección y conocimiento unos cojones. Ahora la respuesta larga.

Hay que recordar que el tal Gautama era un príncipe al cual no le faltaba de nada y que ya habían pasado cuarenta años de despiporre cuando el tío, harto de faisán, empezó a reflexionar y reflexionó tan mal que se fue al monte y todo eso devino en que los caracoles eventualmente le reptaran por la calva y todo eso que conocemos que resulta tan chocante y distinto.

Haciendo énfasis en lo de los cuarenta años, que parece que no me hace caso nadie: el tipo se infló a follar y a vino y dronga durante cuarenta putos añastros. Tuvo más orgasmos, más comilongas de polla y no y más baños perfumados de los que ha tenido el ser humano medio a lo largo de varias vidas.

Haciendo un paralelismo directo con Paris Hilton: A Paris Hilton se la critica mucho por su vida alocada y desenfrenada, pero hay que recordar que es muy joven. Todavía le queda para llegar a los cuarenta años.

Si una vez llegada a esa edad, y después de uno de sus famosos baños perfumados se enfundara en un chándal blanco y dijera que la felicidad no está en las cosas materiales y que la vara del placer es la misma que lleva al dolor, qué le diríamos?

Acaso no le diríamos “pues ahora te vas a ir a la miyerda”?

Y eso por qué? porque está viva en nuestra memoria la imagen de la tipa esta viviendo a lo Rasputín. La mayoría de nosotros soportaríamos una eternidad de tortura confortados por la mitad de los farrones polvorientos que ella puede recordar.

El filtro de los años nos hace ver las cosas de distinta manera. Gautama era merced a es filtro un iluminado. Una persona cuyos cojones llameantes han sabido elevarse por encima de lo inmediato y sobrevolar Praga exitosamente. Venga hombre no me jodas.

Jesús era un puto psicópata y yo me alegro de que lo mataran

Pocos cristianos, por otra parte, se dan cuenta de que la cruz que llevan al cuello era un instrumento para ajusticiar peñuza.

Jesús fue condenado a muerte por un juez, o es que eso no le suena a nadie? Los motivos? nos los han contado los mismos tíos que, tras dos mil años de analfabetismo y barbarie cristiana se llaman sus discípulos. A lo mejor estamos mirando las cosas a través de un cristal que está algo coloreado.

Probablemente no haya existido sobre la faz de la tierra una creencia más genocida y sangrienta que el cristianismo. Qué nos impide aventurar que el propio fundador no hubiera él mismo cometido crímenes horripilantes? Sobre todo teniendo en cuenta que sus autoproclamados discípulos tienen como dogma central el hecho de que fuera condenado a muerte.

Y si Jesucristo era un caníbal o un violador? y si era una especie de líder de la Verdad Suprema y resulta que indujo al suicidio a miles de personas? acaso no era según los textos canónicos una especie de torpón profetilla milenarista? Esa es la mejor imagen de él que nos pueden ofrecer? el propio Jesús creía que el fin del mundo estaba cerca. Basta leer ese zopenco relato que se conserva sobre él, en el que se pasa el rato haciendo trucos de trilero, diciendo gilipolleces y agrediendo a la gente en el templo. Jesús dijo literalmente que algunos de los que le estaban escuchando no morirían de muerte natural, que tendrían tiempo de ver el fin de los tiempos.

O bien hay algunos israelines sorprendentemente longevos caminando por ahí o bien *también* se equivocaba en eso.

Queda claro que era una persona violenta, ignorante y de sexualidad torturada e incierta. Qué nos impide, en este perfil, considerar que pudiera ser un violador múltiple de niños y caníbal homo-zoo-necro-micogalactofílico?

El tiempo, otra vez, nos hace ver las cosas con otra perspectiva dulcificadora. Se nos ha olvidado de qué se le acusaba. Según nos cuentan “de nada”. Otras excusas históricamente conocidas son: “Es que el profe me tiene mania”. “El perro me se comió los deberes”. Ya.

Seguramente, dentro de mil o dos mil años podremos ver cómo los niños hacen la primera comunión colgándose del cuello sillitas eléctricas de plata. Las sillas eléctricas serán entonces un instrumento de tortura propio de una época inconcebiblemente más brutal, y Ted Bundy será recordado como un mesías incomprendido, una persona que sólo quería salvar a los niños.

Mahoma se defiende a sí mismo

Con el Islam pasa una cosa graciosísima. No hace suficiente tiempo que sucedió todo, y nos lo presentan muy poco maquillado. Pese a lo que te puedan decir por ahí, el Corán está compuesto casi por completo de barbaridades acerca de matar a los infieles y a los apóstatas. Por otra parte, estamos en la zona del mundo en la cual se supone que ellos son los malos y nuestros mesías son los buenos, y vemos como son muy malos o estan locos o van muy en contra de nuestro estilo de vida. Pero la verdad es que hay que ser muy retorcido para poder sacar otra cosa que odio al infiel a partir de esas páginas. Hasta a mí me dan ganas de matar infieles, y no sé muy bien qué son. La impresión que tenemos del Islam como una religión violenta, misógina y que imposibilita el disfrute de la vida no podría ser más exacta. No hay gente más violenta y amargada, quitando a los del Opus, quizás.

Las partes más emocionantes del libro son escenas de guerra en las cuales el propio profeta usa su espada contra los infieles. Este comportamiento es considerado un ejemplo moral, algo a seguir. No me parecería justo atacar una figura moral de esa estatura, así que no voy a intentarlo.

En realidad no hay que tomarla particularmente con los islamistas. No son más que personas religiosas. Nunca se acaba de decir que la guerra contra el terror está mal planteada. La causa última no es el terror. El terror no es ninguna fuerza concreta, no se enseña a los niños en las escuelas. No es un virus mental que se transmite de padres a hijos. Los terroristas son simplemente personas profundamente religiosas. Cuanto antes lo aprendamos antes tendremos un diagnóstico. Por extraño que parezca, en lo que pensaban los mártires de las torres gemelas es en que en menos de media hora iban a estar follandose nosecuantas docenas de vírgenes. Cómo puede una persona llegar a meterse tanta mierda a presión en la cabeza sin que le estalle es el verdadero misterio religioso.

En defensa del trigo homeopático

El trigo no puede ser malo para la salud porque nuestro padre celestial escogió de entre todas precisamente esa sustancia para sustentar la encarnación terrenal salvífica del cuerpo de su único hijo, y no podía, en su infinita bondad, haber escogido una sustancia perjudicial en modo alguno.

Al contrario, la sustancia elegida debe ser necesariamente la más beneficiosa para el organismo, qued.

En defensa del bocata de chorizo homeopata

El hombre es el único animal existente capaz de confeccionar e ingerir bocadillos. Quítale la posibilidad de comer trigo y le estarás quitando su humanidad.

En defensa de la leche homeopática

La leche, por ser de color blanco, es la suma de todos los colores, y, por lo tanto de todos los nutrientes. Y por ese motivo que acabo de explicar, es imprescindible.

En defensa del microondas homeopático

Hay gente que me ha comentado que si calientas el agua en el microondas el Niño Jesús se pone triste. Pero calentar el agua en el microondas es mejor que al fuego normal. Las ondas de las microondas (de ahí el sufijo “ondas”) rizan la fibra que lleva el agua, haciendo que sea absorbida más fácilmente por el organismo, y mejorando el equilibrio entre energía positiva (+) y negativa (-). Y el que no entienda esto es un necio de bata blanca.

Rállof es follar

A bordo del Nuestra Señora de Getxu se celebra cada día una misa, y al caer la tarde se reza la novena.

No faltan los marineros que superponen el sacrificio autoimpuesto del Ramadán con el del hambre interminable que el mar nos impone. La pena nos consume, el mal olor es insoportable. Parece que los únicos seres verdaderamente felices a bordo son los tábanos.

En mitad de la noche, cuando no puedo dormir por culpa de los malditos tábanos siempre escucho murmurar oraciones. Normalmente a los mismos, y por los mismos motivos. El miedo amorir, la congoja, la desesperación. Si encuentran consuelo debe ser bien efímero porque son los mismos que noche tras noche repiten insistentemente sus plegarias. No sé qué oración se puede dirigir a un dios que nos trata a todas luces como si fueramos la más despreciable de sus criaturas. Si existe un dios piadoso y misericordioso al que rezar sin duda desconocemos su nombre y cómo ponernos en contacto con él. De otro modo, este castigo inútil no podría durar.

Sin embargo, cada noche vuelven las plegarias. Más allá de la lógica, más allá de la estupidez evidente. No hay misterio alguno en ello. Es sabido que el secreto mejor guardado de la religión es que no esconde misterio alguno, sino sólo miseria. Y de eso andamos sobrados.

Afirmanti incumbit probatio

•marzo 12, 2007 • 8 comentarios

el típico blabláblá

Editorial

Los de arriba quieren fomentar la casquería. Y el comprar leche caducada, seguramente. Y lo de llevar bragas de cartón y lo de arreglarlo todo con cinta adhesiva. Quitarse las muelas atandolas al pomo de la puerta con un hilito. Todo eso hace que no se note la carestía de la vida. Hundirse en la miseria voluntariamente provoca la abundancia. Es posible, con el mismo dinero, comprar una triste manzana o toda una señora caja de naranjas podridas. Es cuestión de no engañarse. Tienen razón. Hay que crear riqueza. Saludemos a la nueva riqueza.

monarquia bananera

Lo que en realidad une al mundo es la conjunción copulativa. La gente dice una parrafada y entonces es pegada o besada. O hay un fisquito de diálogo y luego una gran explosión con gasolina. O un rato de silencio y entonces una loca loca persecución en pédalo. Las cosas más extrañas suceden simplemente a continuación de otras que no lo son tanto.

turnos de sofá

A mi madre le aburren por lo visto el principio de las conversaciones y las comienza a la mitad, cuando ya llevan un rato.

-Y entonces qué vas a hacer con la moto?

-Qué?

vínculos

Definición de gato. Un gato es un animal así: Yo me tumbo en el sofá. El gato se tumba en el suelo. El que envidia la comodidad del otro soy yo.

despertar y no acordarse

-Si encuentras polvo es que está sucio.

-Vale. Juego. Veo dos.

-Dos qué.

-Dos polvo. Dos migollas, en realidad.

-Pero no cuentan como sucio. Las migas son comida y las pelusas son complementos de vestir. Sólo cuentan como suciedad el polvo y los dominicales de periódicos y teleprogramas.

-Voy a mear y ahora me lo cuentas.

el ferdel de hoy

-El momento que vivimos no tiene nada que envidiarle a tantos finales de películas. Hay realmente una neblina de cinematografiya en juego.

-Pues yo no te pienso besar.

fe de ratas

Guillermo Tell puso dos saetas en la ballesta antes de disparar sobre la manzana que era sostenida por la cabeza de su hijo.

-Para qué habríais necesitado una segunda saeta?

-La segunda, de fallar, habría sido para vos.

comprame un huevito

Quedarse ciego mirando el sol era la iniciación para el sacerdocio. Una muestra mínima de compromiso.

Quedar ciego espontáneamente era el mayor de los honores, era para ellos alcanzar la santidad.

Los ciegos de nacimiento eran lamas reencarnados, guías en el camino de la oscuridad. Porque se les suponía como compuestos en su totalidad de ella.

El secreto es que la totalidad de ella también consistía en ellos y sólo en ellos.

de trajano a celentano

Vamos a ver: Vida postpuesta permanentemente: post-vida. Vida que no llega jamás a expandirse lo suficiente a lo largo de los ejes que su propia naturaleza describe: infravida. Vida aniquilada y que sobrevive glosando o consumiendo formas artísticas o referenciales concernientes a una futurible vida subjuntiva: centro-vida. La maquinaria perfecta, la velocidad, los satélites meteorológicos, el lenguaje indescifrado de los delfines, todo ello forma parte de la meca-vida.

Si tienes alucinaciones con pasta fresca y aparecen varios fragmentos de incordio que deben ser perseguidos por separado en direcciones incompatibles, entonces lo tuyo es un caso claro de “mira johnny, hijo”-vida, chaval.

la integral de riemann

Soñé contigo eternamente. Te perseguía una leve brisa de huevos fritos.

-Me puedo poner un parche entonces?

-No. Comprate media gafa de sol. Hay que ser moderna.

-Y un monóculo negro? Así.

-Pero has de cerrar el otro ojo entonces.

navegar maniatado

A estas alturas, a bordo del Nuestra Señora de Getxu, cualquiera tiene una larga y deprimente lección magistral por dictar. Nos guardamos nuestra sabiduría porque en el fondo sabemos lo destructora que es en realidad la sabiduría verdadera. Sabemos lo amenazador y obtuso, lo que en medio del océano se activa en todo conocimiento no estrictamente relacionado con lo inmediato, con lo cotidiano, con la agotadora maniobra del barco. Si se me permite escribirlo, el peligro es la transcendencia. La intranscendencia nos hace flotar, repetir los días, prolongar nuestra agonía aún a sabiendas estando de instalarnos en el dolor. Pues ese es nuestro hogar permanente.

motiborik apurrenarekin

Si, por el contrario, lo tuyo es el certerismo y el acanalamiento previa licuefacción efectiva de pensamientos sentimientos actitudes y prendas de ropa favoritas, entonces padeces un caso de fenton-vida, majete.

sin picadores

-Oye.

-Qué.

-Láminas refrigerantes.

-Cómo?

-Sí! Láminas! Láminas refrigerantes!

-Oye, oye, láminas edulcorantes.

-Pero qué dices.

-Unas a modo de láminas, pero pero.

-Pero edulcorantes.

-Sí.

-Pues vaya una mierda.

-Hey! láminas antiyuvia!

-Cómo?

-Láminas antiyuvia. Una lámina que pueda parar la yuvia y ser desplegada mediante armadura
metálica.

-Sí.

-Lo llamare parrígua.

There is no god

•febrero 1, 2007 • 12 comentarios

Editorial

Todos los deportes, y cuando digo todos quiero decir que alguno habrá, conocen una versión extrem. Paso a poner ejemplos, que es lo que hacemos mucho los tontos. Existe el tenis de mesa, y ciertamente existe el tenis de mesa extrem. Existe el hóquei subacuático, la carrera de perros que tiran de trineo y el lanzamiento de hueso de aceituna, y todas estas tonterías admiten una variante extrem.

Para que algo sea considerado como una variante extrem no es suficiente con ir a saco paco matraco. Normalmente si alguien dentro de un deporte va a saco paco matraco se entiende que esa persona en particular es un o una bestia y que habría que deportarla o algo, pero no constituye en sí motivo para realizar un cisma del deporte original y crear una vertiente extrem.

Uno de los deportes con los que el concepto extrem se ilustra mejor es el tenis. El tenis, originalmente jugado en hierba, sufrió dos intentos de cisma con la introducción, en 1926 y en 1937 de las superfícies de tierra batida con otra cosa y de cemento a secas. En ninguno de estos dos casos constituyó el cambio de superfície motivo suficiente para separarse de la actividad deportiva troncal.

Sin embargo, llegados los años ochenta y la incorporación rabiosa de las superfícies a base de ojos de pulpo, ganchitos, vísceras, cristal molido, residuos médicos, choucroutte, aguas fecales y campo minado simpáticamente, ahí sí que tuvo la ATP que ponerse firme y decir que aquello era una guarrada y que así no había manera de jugar.

Desde entonces, los tenistas extrem se entrenan duramente para poder realizar sus voleas con todo lo que conlleva el que la pelota haga unos extraños muy raros y también que podría uno dado el caso resbalar y morir o algo intermedio.

Velocidades ostiaputa 1 (a ver si se mata de una vez el tontolaba ese)

Otra clase de movimiento hilarantemente estúpido es el de los coches de fórmula 1. La velocidad puntera de un coche de fórmula 1 bien alimentado es de unos 358.6 km/h.

En los grandes premios de fórmula desa, sea en Malasia o en San Marino, sucede siempre una cosa que todo el mundo sabe en el fondo de su corazón pero que se niega a reconocer:

Al cabo de 20 vueltas y 160 km de recorrido, al cabo de tantísimos virajes arriesgados y de coraje por mor de la patria y la escudería y la pastaca que les deben pagar, los pilotos acaban donde empezaron.

La velocidad media, en EGB, se calcula así

\frac{coordenada de origen – coordenada de destino}{tiempo invertido}

Introduciendo los datos:

\frac{“un sitio” – “el mismo puñetero sitio”}{toda una mañana de domingo}

Sale cero. La velocidad media de un fórmula uno es cero. Y esto es cierto para todos los sistemas de coordenadas y todas las escuderías.

Velocidades ostiaputa 2 (mi papá me ha comprado una moto)

Trial: la capacidad del ser humano semi acorazado para meterse en berenjenales inverosímiles. Si ponemos los canales adecuados de televisión podemos ver en plena naturaleza a unos señores en moto que consiguen superar unos obstáculos muy difíciles de superar en moto. Llevan, asimismo, unas protecciones muy necesarias para paliar posibles caidas de moto.

Es decir: consiguen sobreponerse, gracias a la moto y a mucho arrojo y coraje y equilibrio, a problemas que no tendrían si no fueran en moto.

Porque los parajes donde suceden estos absurdos son tan bonitos que podría vivir en ellos un oso panda. Y tienen toda la pinta de poder recorrerse tranquilamente a pie. Al fin y al cabo, somos simios.

La prueba de que se pueden recorrer a pie es que cada piloto suele contar con un ayudante que va disfrazado igual que él y que va saltando delante suyo diciendole dónde tiene que plantificar la rueda y diciendo esas cosas tan abstractas y difíciles de “dar gas” y “dar menos gas”. De alguna forma el hecho de que un señor te preceda dando saltos invalida dramáticamente la validez de tu medio de locomoción a no ser que tengas algún tipo de discapacidad.

Hay otra variedad de trial que se hace en polideportivos y con trozos de tuberías y cascadas artificiales. Una mezcla de escultura postindustrial y decoración de restaurante chino muy en plan a lo grande. Esta variedad se parece mucho a la otra pero tiene mucha menos emoción porque la probabilidad aparente de oso panda es mucho más baja.

Sinceridad permanente

Una de las maneras más toscas que se pueden emplear para ver TV es eso de ir cambiando de canal. Hay que ser un televidente activo y pensar por ejemplo en que se quiere ver un docudrama en el que se explique el trasfondo histórico que de algún modo pueda tener todo lo que vendría a ser el área de Bellmunt.

Si se prende el televisor y resulta que no dan el susodicho docudrama, no flojear ni cambiar el canal. La delicada estrategia consiste en estarse delante de la tele con dos cojones hasta que den el puto documental.

O bien, por ejemplo, si estamos tentados de buscar en la wikipedia quién aisló por primera vez el flogisto o quién realizó el primer transplante de triple calentador, pues lo mismo. Hay que quedarse mirando el mismo canal sin perder la ilusión de que tal vez un día pongan lo que a nosotros nos interesa.

John Frum is God

Sacar banderas como baricentro de nacionalidades de todo el equipo. eso resolvería algunos conflictos y ciertamente alegraría algo al payaso triste de micolor, que se daría cuenta de que los tonos pastel tornasolados pasan a ser el sinónimo de la diplomacia, mientras que los mapas de cuatro o más colores primarios tienden a significar el conflicto la guerra la devastación y el dolor de muelas.

Una vez comenzado el partido, cada jugador escoge bando y actividad. Se vale saltar a la comba o ser campeón en rimas mentales, o cocinar o bien insultar. Cualquier verbo de cualquier conjugación de cualquier idioma se acepta como válido.

La gente va haciendo cosas y en cuanto pase algo realmente grave, se para y se evalúa o se inventariarizona todo lo que se haya producido: depilaciones, lanzamientos, coitos, embutidos, tapizados, todo.

Si algo se puede medir, se mide. En kilos, en minutos o bien en metros o en veces que la pelota a pasado entre un calabacín y una petunia indócil. Se suma todo porque, contrariamente a lo que se suele comentar, sí se pueden sumar cantidades heterogéneas.

Entonces, al final, y al revés que en los partidos tradicionales, el árbitro lanza una moneda al aire y si la cara del Rey de España queda hacia arriba es que han ganado los malos. Si pasa lo contrario es que no han ganado los malos sino los demás.

Cada uno se va a su casa previa ducha pensando por dentro si será malo o bueno y por lo tanto si ha ganado o no, y si le compensa ser malo teniendo en cuenta que por otro lado ha ganado o si le vale de una mierda ser tan bueno como es cuando al final resulta que va y pierde y eso que había chutado muchísimo y había hecho volar unos aviones de papel maché y unas pompas y hasta recordó un villancico casi entero, uno que se llamaba “capitán de madera”, o algo así, y que versaba acerca de un improbable barco que no acababa nunca de naufragar y todo era como angustiante.

Navegar y navegar

La navegación se basa en premisas irresolubles. Nuestro conocimiento de la geometría es limitado. La correspondencia entre los mapas y la realidad es irresoluble. El Nuestra Señora de Getxu traza una línea trazada con pulso tembloroso. Trato de mantener la línea recta para mantener con ella la ilusión de un destino. No es necesario, pero resulta difícil imaginar una línea recta que fuera paralela a todas las demás. Una línea que sea paralela a todas las orillas. Sin embargo a veces sospecho que así es. Que ese es el secreto. Que incluso la posibilidad de una playa está descartada mucho antes de empezar. Las única regla escrita es entonces esta: “vas a perder”.

Carajos fritos

•diciembre 16, 2006 • 8 comentarios

editorial

Nuestra bandera es roja por la sangre derramada en nuestras innumerables conquistas.

Nuestra bandera es amarilla porque estas conquistas han sido realizadas con la mayor de las cobardías contra un enemigo técnicamente desarmado.

Quien se pregunte por nuestra identidad como pueblo hallará una síntesis amable en estos conceptos. Genocidas cobardes sería la idea de lo que hemos sido, en dos palabras.

tortilla putrefacta de pulmones de franco

-Alguno para el peso de la paja?
-Para Isabel la Católica, alguno?
-Uno para el Paseo de los Tristes.
-Nadie para el peso?
-Alguno para la parada de Isabel la Católica?
-Por favor para el Paseo de los Tristes.
-Nadie para el peso todavía?
-No hay ninguno aunque sólo sea para Isabel la Católica?
-Por Dios que la vida es una mierda, ayudarme para el paseo de los tristes.
-Que vaya alguien por Dios para el peso de la arena, la vida no tiene sentido, que alguien vaya a algún lado, que pase lo que sea.
-Es que no me puede oir nadie?

explicoteo variado

Si has en verdad comprendido un reflejo de un reflejo de un comeacross en perita en dulse, toda esta calidad de vida perdida por culpa de bávaros infielices. Psicológicamente Darryll pacoverde es usted el Flynch de los pancorbos? Puede. Pero patroclo de mis monas glaseadas. Tensión de Kennedet en alpujarra ormueca y balística. Puede que sí. Zacatecas y Nescafé. Amartillado el pleura, podrido de íjares y espoleante de bieles. Factótum de inmuebles. Apoderao de Nájeras. Valleguerrudo de tromba alcaceite. Fungus asaonado de los flejes medulares. Potipot sangolotao de sorroclocos. De espirridos flautos. De turres sempiternos. Aguada de los mengues políptedos. Polipalimpésticos. Orta flautos. Rilla! Salobre con vihuela triste. Ictíneo plúmbeo de farbúleos lances. Retrukys. Oxymor. Farruje. Pestudo de glogligló estupa. Avionizao sobre mies. Felpudo yunque y tunda. Avión y avión sobre la médula parguela. Zumba que zum. Quetetén de vigo ufano y medrano. Cálculo de pavorrosas cistitas. Acartón jerúleo. Fíngaro. Pandoro esplendil et embarroñao.Cerdo.

pixydyxysmo

Dándose el supuesto de despertar en una habitación de hotel hay varias ideas.

En principio, sería ideal comprobar si hay ventana, si es practicable, si afuera nieva, o llueve, o hace un tiempo radicalmente opuesto al último que recordamos. Podría ser otro hemisferio o estación.

Podríamos asomarnos a la ventana y descubrir una vida inesperada bullendo afuera. Medios de transporte incómodos o directamente aberrantes, fiestas populares, desfiles, manifestaciones. Todo estos detalles podrían ayudar a una orientación preconsciente en el espacio y el tiempo. Pero levantarnos, asomarnos, podría atraer la atención sobre nosotros de forma prematura. Podría estar todo vigilado con videocámaras y con taquígrafos.

Aprovechemos la ventaja que supone nuestra inmovilidad. Conviene simular el sueño, averiguar algunas cosas más o menos inmediatas aguzando los sentidos, realizando movimientos casuales.

Averiguar si se está en una cama simple o doble, si se está desnudo o vestido, si duele el cuerpo por tener magulladuras o quemaduras de alguna clase. O fracturas. Se trata de evaluar los daños a la mayor brevedad, pero no con ánimo de autocompasión, sino porque nuestro estado se relaciona directamente con el verdadero objeto de nuestro anáisis: evaluar la posibilidad de escapar. Realizar una lista de las posibles amenazas. De nuestras posibilidades.

Hay ropa disponible? si estamos encerrados, sabemos encontrar la llave o forzar la cerradura? Es necesario hallar un medio de llegar hasta otro lugar en el que agazaparse de nuevo, en el que adormecer las constantes vitales, en el cual pasar un segundo momento de despertar sin vigilancia, convirtiendose por el contrario en el que vigila el momento, en el que acecha una oportunidad desvigilada.

esqueroso

Culturas diferenciadas o más bien diferentes formas de organizar la ausencia total de cultura digna de tal nombre. Habilidad extraña de convertir los defectos locales en características locales mediante blandimiento impúdico de creencias fingidas en su mayor parte. Muescas autoinflingidas del alma humana sin las cuales no cesamos de decirnos a nosotros mismos que no seríamos nada, que no seríamos nadie.

rubikflowerpun coscuyuelensis

Qué barbaridad, qué charcos, dijo la hermana Sebastián con todo su ímpetu.

No había yo contado con que además fuesen tantos y tan poco cordiales.

-Cómo vamos a salir de aquí? repuso Rick, visiblemente enojado al ver que su iniciativa no encontraba el marco social adecuado en el que ser desempeñada.

-Pues usando la impronta, terció Mike, que en el fondo era un puto conductista de miyerda y era tan incapaz de superar sus paradigmas que pensaba que todas las personas vivían dentro del mismo o de otro parecido.

-Avanzaremos siempre hacia la luz y nada nos detendrá. Ese camino no puede ser malo mientras reine la buena voluntad y el ostracismo. Dijo Gerardo, el torpedo listo de los Torpedos con Peluca

-Nosotros somos la gente y nos ven como a ganado- Protestó Joe, con parte de su enojo debido a un secreto convencimiento de que se acortaría la hora de la merienda.

urtxakur

El Nuestra Señora de Getxu progresa con rumbo incierto. El agua es lechosa, del color que precede a una tormenta de hielo. Eso nos impulsa a seguir hacia adelante. Contra lo que pudiera suponerse, no es la determinación en ninguna de sus formas lo que nos espolea. La ansiedad nos hace avanzar. La angustia detenernos. Ambas formas del mismo miedo hueco trazan el más pequeño detalle de nuestra singladura diaria.