Me matastes varco

Me matastes varco

standing wave

Editorial

Una de mis mayores preocupaciones es el lenguaje de gestos empleado por los buzos de profundidad. Las señales del lenguaje internacional de buzos de alta responsabilidad son capaces de decir:

* OK, todo va bien
* ascender
* descender
* me falta el aire
* no puedo abrir la reserva
* algo va mal
* emergencia en superficie
* he abierto mi reserva

Esto es, a todas luces, insuficiente. Ni una palabra acerca del amor. Nada acerca de la balanza de pagos ni del euríbor. Cómo avisar, por ejemplo, al buceador que nos acompaña en la reparación de un magnífico oleoducto transpireatlántico de que sus acciones de Berjusa están a punto de descender plúmbeas porque ya no se llevan las muñecas triponudas? Cómo ser advertidos, a su tiempo, de que el bañador nos hace culo o no y de que el fotógrafo de National Netherlanden está a punto de retratarnos muy mal al lado de una picuda?

Debería pues proponerse un sistema de mínimos. Un nuevo y ampliado código que incluyera al menos dos de estas seis frases:

* Me excitan las mujeres con piernas ortopédicas.
* Sin ofender, pero este neopreno te hace culo.
* Dejame un poco de intimidad, que me hago pis.
* Tienes cambio de veinte?
* Si calientas el agua en el microondas, el Niño Jesús se pone triste.
* Cuidado, tras de tuya se acerca un pez polla.

De esta forma podría pasar igual que en el lenguaje digamos de superfície o superficial. Las frases pasarían a ser utílisimas, por lo tanto serían frases marginalmente útiles, con ese poder concentrado que sólo se puede alcanzar refiriendose a una sola cosa y no a una generalidad dellas, o bien con el uso de algunos detergentes o bien dando varias pasadas de la misma frase con la misma persona por las dos caras de la persona.

Con esto se evitarían muchas muertes, en caso de que lo nuestro sea eso de ponerse a evitar muertes los fines de semana, que también hay quien está a favor y no en contra de la muerte, y también es perfectamente respetable. Son dos bandos, nadie ha determinado con exactitud cuál de los dos es mejor, o más amarillo, o con más gusto a pera. Todo son categorías. Nada es definitivo, todo es un poco lo mismo.

Y con esto ya tendríamos listo nuestro propio curare listo para usar

Los dejavus nos han pasado otras veces. No nos engañemos, fuera caretas. La vida no es tan variada como quisieramos, y hemos pasado seguramente más de una vez por el mismo sitio con la misma ropa y los mismos problemas. Seguramente es normal entonces que nos encontremos con el mismo rinoceronte deshuesado que nos alecciona sobre la manera de rebozar un calamar de forma que la cubierta antinuclear quede crujiente mas ¡nunca! grasienta. Seguramente será normal entonces volver a doblar la misma esquina y hallar las mismas motocicletas propulsadas, hallar las mismas alternativas lógicas de escape entorpecido por ramas y espinos en los que interminablemente se enganchan la ropa y los padrastros. Seguramente no será extraño pensar que en mitad del dejavú nos demos cuenta de que ya hemos pasado antes por aquello de estar disparando y matando y tener un dejavú de otro dejavú de aún otro dejavú más y otro.

Pero eso no se lo van a tragar en el juicio. Ni lo de que las flechas temporales sólo son discernibles mediante la entropía, que es el caos, señor de las tinieblas, a quien adeudo toda mi sangre etc. A los jueces no les gusta esa clase de lenguaje enfático y atemporal. Los jueces tienen un punto de vista bastante newtoniano al respecto y no son imparciales respecto de las flechas que indican la dirección del tiempo. Esos trozos mejor te los callas. Como todo lo que te susurren al oido los dioses egipcios muertos. Nadie va a creerse ya nada que haya dicho un dios egipcio muerto, sobre todo si anuncias a gritos que hablan por la tuya boca y que humilladas sean las causas humanas ante la voz del ancestro miserable. Y sobre todo nadie va a creerte si descuidas de una forma tan miserable la gramática. La gramática está ahí por algo.

Yo, hija mía, te recomiendo entonces recato y jerseys de cuello alto, que tiempo habrá de prodigarse en holguras y desacatos cuando el tiempo sea llegado, que me lo acaba de decir Anubis. Por cierto que a los chacales el aliento les huele todavía peor que a los perros. Los ingenieros de producto deberían hacer algo con el Brekkis Excel para que no huela a luciérnagas muertas.

La nausea permanente

Me vomito y me despierto, y al apagar el despertador vuelvo a vomitar impetuosamente, y vomito en el coche, aburrido, por la ventanilla, y después en el trabajo, atareado, en la papelera, y durante los cinco minutos reglamentarios del café me preguntan cualquier cosa y ahí ya es que no puedo hacer nada para evitar volver otra vez a vomitar, y después de eso ya paso toda la tarde vomitando hasta justo antes de coger la puerta para irme a casa a vomitar a gusto.

Pero no es tan a gusto porque en el telediario salen unas determinadas personas que de siempre me han provocado el vómito. Y después la emoción mixta de contemplar con el ojo de la imaginación lo que vendría a ser, por ejemplo, una alondra, me embarga tanto, pero tanto, que el vómito sale casi solo. Nada es, todo fluye.

En el varco para tirame

Hay un sueño periódico que me visita de tanto en vez. Consiste en que por fin divisamos otro barco. Pero el tal barco resulta ser un barco de piratas o algo así, que abordan el Nuestra Señora de Getxu y dominan con facilidad a su famélica tripulación de náufragos sin alma.

En el sueño todo es sangre y sufrimiento pero con un disonante tono de alegría que no suelen tenee los sufrimientos y penares de nuestra vigilia. Quizás porque cada noche sé que al final del sueño me harán caminar la plancha y podré por fin, de algún modo, tener una excusa realmente buena para abandonar el barco.

Anuncios

~ por purranki en marzo 21, 2006.

11 comentarios to “Me matastes varco”

  1. Agrego algunas otras frases que no pueden faltar:

    – ¿Podrías darme fuego?
    – Acabo de ver a Nemo
    – Estoy totalmente en contra de toda forma poligonal
    – Te juego una carrera desde aquí hasta la piedra esa.
    – Me gustan las pelis con Burt Lancaster.
    – El hombre de la Atlántida es un maleducado.
    – Tu prima tiene verrugas, no es que esté mal, pero es justo dejarlo en claro.

    Etcétera.

  2. Y qué tal la frase,

    “¿puedes avisar a los de arriba que no vuelvo?”.

  3. Acuda al Pistacho, concurso de doblaje en activo.

  4. Frase para buzo suicida:

    -Se sincero y quítate la máscara.

  5. I am your man, dice el viejo Cohen con su voz de lata de cerveza vacía. Así que everybody knows that’s how it goes.

    “Han de cumplir unas condiciones de contorno”

    Salud

  6. Exactamente eso. Venía escuchando al aún más viejo Richard P. Feynman, el padre de todos nosotros, hablar de the ampitude of a particle leaving or arriving at hole 1 multiplied by the ampitude of the partcle from h to x, or something

    Y el sonido de la tiza.

    Y también: “that’s the logical way for people to read, from left to right or left”

    Una tendencia a acabar las frases diciendo exactamente lo contrario.

    Esa dislexia le valió para postular que las cosas podían pasar exactamente al revés y no se qué coñas de partículas viajonas patrás en el tiempo. Tuvo razón durante dos meses seguidos. El lo dijo como una broma que al mismo tiempo era verdad. No todo el mundo puede hacer esas bromas.

  7. Otra para buzos bromistas:
    – No mires, pero a tu derecha está la sirenita en topless

  8. Si un buzo tiene el mono, ¿puede fumarse un cigarro dentro del caparazón? Luego un chute de oxígeno y solucionado, ¿no? ¿hay alguna ley del gobierno que lo prohiba? ¿La escafandra es un lugar público o privado? ¿cuántas personas a la semana pasan por una escafandra? El otro día estuve en una escafandra y había varios mensajes rayados dentro. Uno ponía un teléfono y este mensaje: “Si quieres que te dé por culo, llámame, Manolo”. En otro ponía esto: “Gora ETA”, y más abajo estaba escrito “Greta ama a Pachuli”. Yo creo que no se hace justicia en este país con lo importante que son los pijamas de buzo.

  9. Ya sé que no era tu intención ser gracioso, pero es que todavía me estoy riendo con: Sin ofender, pero este neopreno te hace culo
    Lo que no entiendo es porque pone en inglés lo de name required y mail will not be published,,,y cuando dice submit comment yo imagino que dice: pon aquí tu comentario jamía, pero quien sabe, igual dice: ese neopreno te hace culo 🙂
    Besos sin neopreno,
    saldama

  10. a) Nunca es mi intención ser gracioso, es que camino así. Horixe da nire ibilkera, qué se le va a hacer.

    2) Cuándo dejaremos de responsabilizar a los pantalones de hacernos culo a nosotros! cuánta hipocresiya! Si está clarísimo que cuando se dejan los pantalones tranquilos se les queda el culo plano!

    Gualtrapa) Y no es inglés. Es castellano muy muy cerrado. De la parte de Anduñéjar.

  11. Te leo y pienso, ¿qué tengo que ver con esta persona? Entonces exclamo: ¡con lo feliz que era pensando que mis pantalones eran los culpables de las dimensiones de mi culo! ¡Cuánta provocación!
    Quiero cambiar, otra vez, el nombre de mi página, no me pega en absoluto, quiero que se llame: letras de migas de pan o cachos de letras, porque “cacho” no ha ganado en lo de la palabra más bella del castellano. ¿Quién se va a creer que todos prefieren “amor”? ¿No es más sincero decir: “me conformo con un cacho de amor, aunque sea gualtrapa”?
    Besos,
    saldama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: