Locos del yogur

zuncho parietal

EDITORIAL

En las relaciones entre personas hay poca profilaxis, menos asepsia, decir las cosas aturde, callar confunde. Mentir introduce nueva información que complica aún más las cosas. Nada es sencillo. Todo se multiplica, se divide, se confunde, se empegostia y se curva sobre sí mismo como una ola crujiente que atención no amenaza: cumple.

MEDIO FOTOGRAMA

Imaginaba las zonas azules como otra cosa, más bien como un colapso hermosísimo del contínuo habilitado para el sentido. De que la belletsa aflora por constreñimiento también y forzosamente entre el hormigón la florita color malillo, que necesariamente entre piedro y piedro, des cailloux de color verde, que desde o entre el turbogris civilizado de golpe unas inmediatas burbujas de pureza azul que ni el viento las toque y que coagulan momentos de error poético de porteros automáticos, de caducifolios alcorcaos que se sueñan bosque, hasta de las explosiones en falso de las motorbikes, que se sueñan como no distinto, todo el mundo sueña, eso me han dicho.

ALIMENTACION FORZADA

Qué haces aquí? Le hago compañía al perro del escaparate Por qué? Los perros necesitan de alguien que les cuide sobre todo si son muy muy pequeños como es este. Seguramente los dueños de la tienda de animales lo han dejado aquí por error. Volverá el señor de la tienda temprano por la mañana, con el corazón en un puño y lo abrazará. Yo entonces podré marcharme tranquilo. Entretanto seguiré aquí toda la noche y le explicaré historias bonitas a través del vidrio. crees que puede oirte? y tanto! los perros tienen un oido finísimo. Dicen que es incluso mejor que el de los humanos.

EUROPE’S LIVING A PENETRATION

Si pegas las orejas al buzón más cercano se puede oir claramente ruido de gente andando y rodando muebles, y más adelante en la máquina del parquímetro se pueden leer fugazmente instrucciones obtusas, cosas como traeme el filtro o en una hora le das la vuelta, y en los condutos de las cañeriyas se pueden percibir a veces frases como no tenemos todo el día o quién tiene las huevas? o el botón azul, róscalo. Otros pueden dudar pero yo sé de veras que van a por nosotros.

N’A PAS BESOIN DES SAVANTS

Tenía un lagarto chino excelentísimo que sabía hablar un francés más que aceptable pero contrariamente a lo esperable no habría sabido decir ‘me pica un pie’ en mandarín ni para salvar su vida. Es con él con quien mantenía largas charlas en las que a menudo volaban objetos de peso mediano como reforzando los argumentos. Solía lanzarle yo el fregadero cuando discutíamos acerca de la política a seguir en las relaciones iglesia-estado, es decir, si han de tener relación, y el me solía perseguir con el pasapurés a cuento de casi todos los santones menores del universo filosófico francés, nunca Sartre ni gente conocida. Normalmente mucho Laruchefucol y mucho Lavuasier, estuvo inmenso en sus últimas palabras, hay gente que se encuentra con su lado retórico subiendo al patíbulo. El caso es que me freía con las cartas a Edna de Currobain y la primera parte del teatro de Podin, antes del exilio. Me gustaría por motivos sentimentales hablarles de una de estas obritas de Podin, ‘Les meredits troublants’.

EDIBLE HEARTS

Cosas de un solo uso. Las adoro. Lentillas, cigarrillos, bragas comestibles, petardos, todo lo que se consume y se destruye brillando o no con postrer ascua que se apaga como quien se olvida de a poquito. Cosas de un solo uso, porque mi mundo está compuesto de demasiadas cosas de segunda mano. Yo mismo me vi tiempo ha en una tienda y no me quise comprar y ya ves hoy. Al final ninguna elección es definitiva, da bastante igual. Nadie morimos nunca cuando toca, eso sólo pasa en el cine. Morimos los reales de formas arbitrarias y poco convincentes y dejando todo a medio hacer y todas las cuentas pendientes por saldar, sin acabar de poner las cosas claras con y de decir lo mucho que lu quieres a. Y entretanto seamos tal vez cáscaras vacías, manises soplados, sandías genéticamente alteradas para carecer de semilla, qué comodidad.

PERFUMADITA DE BREA

No sólo la victoria tiene alas. También las tiene el fracaso. No arde el infierno ni es dulce el amor más que la muerte. No es sabia la vejez y nunca fue inocente la niñez. No importa el honor, no escuchan nunca los dioses, a nada sirven los esfuerzos hermosos. No esperan las flores la llegada de la primavera dormidas al abrigo de esa tierra que hoy a mi imaginación se le antoja extraña. Pero sí que es profundo el mar, y tan frío y cavernoso. El Nuestra Señora de Getxu yace aquejado de vértigo y besando con su ajada panza la única certeza permanente del frío, del ciego movimiento eterno, de la muerte.

Anuncios

~ por purranki en diciembre 26, 2004.

Una respuesta to “Locos del yogur”

  1. Lo mismo que en el buzón sucede pegando la oreja a un taper con mariscos congelados, pero el mensaje es otro. Dice: “No hay regreso”. Escuchándolo del revés dice otra cosa, pero nunca lo hice así que no sé cuál es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: